En este segundo post sobre IIOT vamos a analizar los puntos generales que tratamos en el primer post sobre IIOT.

Hoy toca centrarnos en las carácterísticas del IIOT y en el siguiente

Como mencionamos en el anterior post, el funcionamiento de los sistemas de IIoT se basa en una estructura por capas cuyos componentes principales son: dispositivos, red, servicios e interfaz..

En este post analizaremos los dispositivos.

 

Un dispositivo IIoT consiste en un sensor al que se le ha dotado de conexión a Internet que permite medir parámetros físicos o actuar remotamente y que por tanto permite generar un ecosistema de servicios alrededor del mismo. Los dispositivos IoT además de medir y enviar la información a la nube pueden disponer de la capacidad de analizar los datos obtenidos para tomar decisiones en tiempo real, es decir, además del correspondiente análisismediante técnicas de Big Data e Inteligencia Artificial, podemos disponer de un «ejercito» de sensores que aporten inteligencia distribuida mejorando con ello los servicios ofrecidos.

Por tanto, los dispositivos son la parte física del sistema IIOT . Cuando hablamos de dispositivos y conectividad IIoT nos referimos a dispositivos que, dentro de una red interconectada y monitorizada, permite recoger los valores de diferentes parámetros en tiempo real, pudiendo así observar si éstos presentan algún tipo de fallo. Aquí podemos encontrar sensores y actuadores (con o sin preocesamiento), y otros dispositivos controladores como PLC (Programmable Logic Controller), RTU (Remote Terminal Unit) o IED (Intelligent End Device).

En un próximo post explicaremos las bondades y diferencias existentes entre ellos.

Características de los dispositivos IIoT

Los dispositivos IIoT se adaptan a multitud de emplazamientos, independientemente de los valores que registren y por ello,  las características físicas principales de estos tipos de dispositivos son normalmente:

  • Resistencia, siendo una característica importante para aquellos casos en los que operen en condiciones extremas y  aguanten temperaturas elevadas o bajo cero, ambientes corrosivos, sumergibles, etc.
  • Consumos energético, aspecto fundamental hoy en día además de ser básico por el consumo que pueda suponer tener los dispositivos conectados a la red para monitorizar los parámetros  en tiempo real además de controlar de forma remota la vida útil del dispositivo, consultar logs, realizar cambios en la configuración o actualizarlos. Adicionalmente cabe destacar la diferencia entre dispositivos conectados a la red eléctrica y los autónomos, tomando cada día mayor relevancia los dispositivos de gran autonomia con bajo consumo y amplia duración de batería, incluyendo, incluso, sistemas de recarga.
  • Seguridad, característica prioritaria que permite evitar ciberataques dada la interconectividad de sus redes.

Los usos más comunes de los dispositivos IIoT son:

  • Obtención de valores de parámetros físicos,
  • Actuación sobre máquinas
  • Toma de datos para mantenimiento predictivo.
  • Control de la eficiencia energética mediante sensores.
  • Seguimiento y monitorización de activos.
  • Control de la trazabilidad.
  • Automatización de procesos manuales y obtención de datos relevantes a través de Sistemas Embebidos.
  • Comunicación Hombre – Máquina.
  • Notificación de Alarmas.
  • Visualización de datos en tiempo real.
  • Apoyo en la elaboración y mejora de gemelos digitales.

Sensores y actuadores

Son los componentes básicos de los dispositivos y los diferenciamos en 2 tipos diferentes por su uso y funcionalidad:

  • Sensores: Podemos definir un sensor como un medidor de una magnitud física o química. Por eso decimos que los sensores permiten dotar de sentidos a las máquinas y objetos midiendo parámetros como: temperatura, posición, cantidad, presiones, revoluciones, vibraciones, luz, gases, etc.
  • Actuadores: Un actuador es un dispositivo capaz de transformar energía en una acción con la finalidad de automatizar un proceso. Entre los más comunes se encuentran los relés para cortar o permitir el paso de corriente eléctrica, los indicadores luminosos, las electroválvulas, los motores, etc.

En este punto podríamos incluir las acciones a desencadenar gracias a la posibilidad de hablar con máquinas mediante diferentes protocolos de comunicación.

En D&A disponemos de sensores-actuadores diseñados para poder visualizar y actuar sobre los dispositivos externos. Tenemos desarrollados diferentes sensores, tanto conectados como inalámbricos, que podemos combinar y adaptar a la medida de nuestros clientes.

Por supuesto, todos nuestros sensores son compatibles y combinables entre sí para obtener cualquier parámetro: Temperatura, Humedad, Presión (Relativas y Absolutas), Revoluciones, Luz, Vibraciones, Volumétrico, Parámetros Energéticos, Acelerómetro, Presenciales, Infrarrojos, Ambientales,…