En este segundo post sobre IIOT vamos a analizar los puntos generales que tratamos en el primer post sobre IIOT.

Hoy toca centrarnos en las carácterísticas del IIOT.

Como mencionamos en el anterior post, el funcionamiento de los sistemas de IIoT se basa en una estructura por capas cuyos componentes principales son: dispositivos, red, servicios e interfaz..

En este post analizaremos los dispositivos.

 

Un dispositivo IIoT consiste en un sensor al que se le ha dotado de conexión a Internet que permite medir parámetros físicos o actuar remotamente y que por tanto permite generar un ecosistema de servicios alrededor del mismo. Los dispositivos IoT además de medir y enviar la información a la nube pueden disponer de la capacidad de analizar los datos obtenidos para tomar decisiones en tiempo real, es decir, además del correspondiente análisismediante técnicas de Big Data e Inteligencia Artificial, podemos disponer de un «ejercito» de sensores que aporten inteligencia distribuida mejorando con ello los servicios ofrecidos.

Por tanto, los dispositivos son la parte física del sistema IIOT . Cuando hablamos de dispositivos y conectividad IIoT nos referimos a dispositivos que, dentro de una red interconectada y monitorizada, permite recoger los valores de diferentes parámetros en tiempo real, pudiendo así observar si éstos presentan algún tipo de fallo. Aquí podemos encontrar sensores y actuadores (con o sin preocesamiento), y otros dispositivos controladores como PLC (Programmable Logic Controller), RTU (Remote Terminal Unit) o IED (Intelligent End Device).

En un próximo post explicaremos las bondades y diferencias existentes entre ellos.

Características de los dispositivos IIoT

Los dispositivos IIoT se adaptan a multitud de emplazamientos, independientemente de los valores que registren y por ello,  las características físicas principales de estos tipos de dispositivos son normalmente:

  • Resistencia, siendo una característica importante para aquellos casos en los que operen en condiciones extremas y  aguanten temperaturas elevadas o bajo cero, ambientes corrosivos, sumergibles, etc.
  • Consumos energético, aspecto fundamental hoy en día además de ser básico por el consumo que pueda suponer tener los dispositivos conectados a la red para monitorizar los parámetros  en tiempo real además de controlar de forma remota la vida útil del dispositivo, consultar logs, realizar cambios en la configuración o actualizarlos. Adicionalmente cabe destacar la diferencia entre dispositivos conectados a la red eléctrica y los autónomos, tomando cada día mayor relevancia los dispositivos de gran autonomia con bajo consumo y amplia duración de batería, incluyendo, incluso, sistemas de recarga.
  • Seguridad, característica prioritaria que permite evitar ciberataques dada la interconectividad de sus redes.

Los usos más comunes de los dispositivos IIoT son:

  • Obtención de valores de parámetros físicos,
  • Actuación sobre máquinas
  • Toma de datos para mantenimiento predictivo.
  • Control de la eficiencia energética mediante sensores.
  • Seguimiento y monitorización de activos.
  • Control de la trazabilidad.
  • Automatización de procesos manuales y obtención de datos relevantes a través de Sistemas Embebidos.
  • Comunicación Hombre – Máquina.
  • Notificación de Alarmas.
  • Visualización de datos en tiempo real.
  • Apoyo en la elaboración y mejora de gemelos digitales.

Sensores y actuadores

Son los componentes básicos de los dispositivos y los diferenciamos en 2 tipos diferentes por su uso y funcionalidad:

  • Sensores: Podemos definir un sensor como un medidor de una magnitud física o química. Por eso decimos que los sensores permiten dotar de sentidos a las máquinas y objetos midiendo parámetros como: temperatura, posición, cantidad, presiones, revoluciones, vibraciones, luz, gases, etc.
  • Actuadores: Un actuador es un dispositivo capaz de transformar energía en una acción con la finalidad de automatizar un proceso. Entre los más comunes se encuentran los relés para cortar o permitir el paso de corriente eléctrica, los indicadores luminosos, las electroválvulas, los motores, etc.

En este punto podríamos incluir las acciones a desencadenar gracias a la posibilidad de hablar con máquinas mediante diferentes protocolos de comunicación.

En D&A disponemos de sensores-actuadores diseñados para poder visualizar y actuar sobre los dispositivos externos. Tenemos desarrollados diferentes sensores, tanto conectados como inalámbricos, que podemos combinar y adaptar a la medida de nuestros clientes.

Por supuesto, todos nuestros sensores son compatibles y combinables entre sí para obtener cualquier parámetro: Temperatura, Humedad, Presión (Relativas y Absolutas), Revoluciones, Luz, Vibraciones, Volumétrico, Parámetros Energéticos, Acelerómetro, Presenciales, Infrarrojos, Ambientales,…